¿Qué hacer cuando un compañero de trabajo intenta sabotear tu trabajo?

Un buen compañero de trabajo es la persona que asume voluntariamente el rol de mentor y de entrenador en las habilidades y competencias en las que destaca: aporta, asesora, recomienda, ayuda, colabora, refuerza, enseña, complementa y de esta forma genera en los demás emociones positivas, crecimiento personal y profesional.

Sin embargo, en muchas organizaciones existe también el mal compañero de trabajo. Este tipo de persona destaca por su hipocresía, celos, traiciones, agresiones e intentos de sabotear los esfuerzos de los demás.

Manejar esta situación en el ámbito laboral requiere paciencia, sutileza y la necesidad de elevarte por encima de este escenario.

¿Qué es lo primero que debes hacer cuando este tipo de persona tiene un incidente contigo?

Hacerle frente de manera asertiva. Es necesario que establezcas la postura de que no serás intimidado por su forma de actuar, de esa manera no continuará atacándote. Pero debes tener en cuenta ser profesional y discreto cuando lo hagas:

  • Habla con esa persona en un lugar privado
  • Menciónale de manera objetiva el comportamiento que ha tenido contigo
  • Ten argumentos claros para rebatir las objeciones que te pueda dar
  • Exprésale premisas más no conclusiones
  • Dile la incomodidad que has sentido con ese comportamiento sin mostrarte emotivo o muy sensible
  • Escucha su defensa y justificaciones con tolerancia
  • Sé receptivo con lo que la persona puede haber interpretado con los comportamientos que tú has tenido con ella
  • Lleva a la persona a analizar qué se puede hacer para evitar que suceda de nuevo
  • Realiza acuerdos sobre los comportamientos de ambos

Al ser firme, esta persona sabrá desde el principio que no serás un blanco fácil. A pesar de que poner la otra mejilla a veces es visto como el paso más inteligente, en este caso, puede invitar a acciones más dañinas si este tipo de personas percibe que no habrá repercusiones.

El hecho de confrontar la situación hará que esta persona sea alertada sobre su propio comportamiento de manera evidente y no continuará extendiéndolo en el ambiente de trabajo porque se sentirá descubierta.

Ante todo, tu profesionalismo

Es una reacción humana querer reaccionar de la misma manera que esa persona pero no es recomendable “pagarle con la misma moneda”; las personas negativamente expertas podrían utilizar tus acciones en tu contra y sobre todo esa actitud no es profesional ni ética.

Debes convertir el enfado en amabilidad, sí, ésta es una estrategia que funciona y lo puedes lograr al saber que los motivos del actuar de esta persona se deben a su inseguridad y falta de amor propio.

Continúa realizando tus funciones con la máxima profesionalidad, incluso cuando trabajes junto con esta persona.

Abstente de atraer a otros compañeros al problema, ya que sólo puede agravar la situación. Cuando te sientas tentado a hacerlo, racionaliza tus sentimientos con la pregunta ¿Cuál es la manera correcta, alturada y profesional con la que debo actuar?

Magali Rázuri

 

 

 

Autor entrada: magalirazuri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *