Motivar sin dinero

En el caso de que la empresa, la ciudad o el país estén pasando o no por una crisis económica, social, cultural o cualquier otra coyuntura; los directivos no pueden olvidar que todas las personas con quienes se rodean tienen sentimientos, emociones, necesidades, ganas de obtener satisfacciones y logros.

Esta es la clave para impactar en la motivación de los trabajadores sin pensar en dinero.Recordemos que cuando el sentimiento e interés es sincero, las formas para impactar en la motivación, fluyen como “aguas de río hacia el mar”.

La esencia de trabajadores motivados está basada en la calidad de las relaciones interpersonales que tienen con sus jefes y en la confianza, respeto y consideración que ellos les den diariamente.

¿Qué es lo primero que deben hacer los Jefes?

Reconocer firmemente y de manera racional que lo señalado es la forma en que los trabajadores de su empresa estarán comprometidos con ellos y con ella; y luego ser conscientes de que la clave será trasmitir esto a sus trabajadores con el ejemplo.

Les ofrezco una serie de acciones que pueden diseñar e implementar:

Para mantener la moral en alto y reconocer esfuerzos:

  • Realizar tareas con los trabajadores que ocupan diferentes puestos en la empresa
  • Instar a los trabajadores a colocar sus nombres en todos los informes en equipo que presenten a la alta gerencia
  • Reconocer públicamente sus mejoras y logros
  • Tener en las oficinas un mapa geográfico con las naciones y ciudades a la que pertenecen los colaboradores propiciando que se reconozca, valore y aprecie lo positivo de la diversidad
  • Realzar a través de competencias entre los trabajadores, sus destrezas interpersonales
  • Realizar agradecimientos a las familias de los colaboradores que han invertido más tiempo en el trabajo que en sus casas por situaciones coyunturales
  • Ofrecer espacios para superar pérdidas emocionales con asistencia profesional.

Para facultar a los trabajadores:

  • Propiciar iniciativas en ellos aunque cometan errores en el proceso
  • Resaltar lo positivo de los intentos y darlos a conocer públicamente
  • Premiar a quienes muestren espíritu empresarial
  • Propiciar quejas unidas a alternativas de solución viables
  • Mantener el principio de la responsabilidad compartida en todos los resultados que se obtengan
  • Propiciar conformaciones de comités de proyectos de soluciones con la participación espontánea y de libre elección de los trabajadores.

Para lograr la comunicación uno a uno:

  • Iniciar reuniones con los trabajadores que como Jefe no conoce
  • Asegurarse de informar a todo el personal lo que está sucediendo o por suceder en la empresa
  • Abrir un canal de retroalimentación para la alta gerencia
  • Formar “mesas redondas” para ideas, sugerencias y propuestas concretas de mejoras que luego se publiquen, agradezcan y reconozcan públicamente
  • Formar un canal de expresión para las emociones de los trabajadores de manera altruista y actuar en equipo sobre ellas.

Para fomentar la creatividad:

  • Crear oportunidades cortas y diarias de distracción y relax en las oficinas
  • Crear espacios de diversión (como hacer un concurso de globos de chicles o un concurso de chistes)
  • Diseñar momentos para realizar ejercicios de yoga u otros para manejar la tensión (10 minutos)
  • Contar con ambiente que tenga materiales de arte y que sea de libre acceso a los colaboradores
  • Colocar a los colaboradores en situaciones sencillas, ingeniosas y nuevas que hagan que los saquen de su zona de confort.

Para propiciar la Capacitación y el Desarrollo:

  • Formar grupos de aprendizaje en temas que permitan el acceso a información de la organización como las funciones, responsabilidades y roles de otras áreas y departamentos
  • Brindar una hora de la investigación en donde los trabajadores pueden acceder a internet y explorar sobre cualquier tema de su interés (personal o profesional)
  • Crear la oportunidad de que cada trabajador elija reunirse con un jefe para preguntarle y conocer sobre determinados temas y aspectos de interés
  • Organizar charlas o talleres realizados por especialistas o expertos invitados por los propios trabajadores
  • Permitir que pasen un día al año con otro trabajador de la empresa que ellos elijan para conocer sobre su trabajo, metodología y desenvolvimiento
  • Formar grupos de investigación sobre determinados temas de influencia directa en el trabajo para aplicarlos.

Para hacer que el trabajo sea interesante y estimulante:

  • Asignar pequeños proyectos que impliquen aprender tareas nuevas y tratar con otras personas
  • Realizar actividades sencillas sobre temas no necesariamente relacionados a su trabajo directo y que luego sean dadas a conocer a toda la organización
  • Realizar labores estratégicas pequeñas que impliquen análisis y presentaciones de las mismas
  • Hacer que se conviertan en “instructores” los reta de manera intelectual, hace que aprendan a comunicarse y esto impacta en su propio autoconocimiento.

Para fomentar la flexibilidad:

  • Asegurar que los trabajadores tengan la oportunidad de descansar periódicamente del ritmo inexorable de los negocios
  • Propiciar el uso de horarios flexibles cada vez que lo necesiten los trabajadores basados en el enfoque de la productividad
  • Realizar reuniones de trabajo en lugares “descentralizados”

Si existen dudas y consultas para iniciar y desarrollar este proceso, es necesario considerar la asesoría de un especialista en temas de Gestión Humana.

Magali Rázuri

Autor entrada: magalirazuri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *